martes, 23 de diciembre de 2008

VOLUNTAD INQUEBRANTABLE

Existen diferencias que nos distinguen como especie, la capacidad de decisión es una de las más notables. El trabajo voluntario, es decir, sin ánimo de lucro y por el que no se recibe más que la satisfacción personal de ayudar a un semejante, es también una de las razones que otorgan sentido a la vida y nos recuerdan una de las enseñanzas más nobles de nuestro creador.

Reflexión que me inspiró, un reportaje con las entrevistas a un grupo de comensales, en uno de los varios comedores comunitarios en la ciudad de Madrid, destinados a indigentes; pero, que no excluyen a personas, cuya suerte ha cambiado drásticamente, como es el caso de un hombre de edad avanzada que para no mortificar a su familia, recurre a estos sitios, antes que representar una carga; es aquí donde además, ha encontrado una compresión y calidez reconfortantes, por parte de los voluntarios que en éste laboran. Los voluntarios, no son muy diferentes a nosotros; sin embargo, son personas realmente excepcionales, porque su incomparable deseo de ayudar, supera los intereses egoístas que la mayoría poseemos, traducidos en cantidad de pretextos e indiferencia.

Por eso creo que es elogiable su labor, pues nos ofrecen una visión alentadora de la humanidad, digna de agradecimiento. Aprovecharé para extender una felicitación de fin de año, a todos los amables lectores que se toman la molestia de visitarme con asiduidad, ocasionalmente o por accidente; deseando que conserven buena salud y se concreten sus objetivos para el año próximo.

jueves, 4 de diciembre de 2008

POSTERGADO

Creo que el por demás sarcástico título de esta entrada, es un presentimiento de no utilizar este espacio tanto como quisiera; aunque he encontrado gran comprensión y muestras de afecto de mis estimados lectores, últimamente me estoy enfrentado con recuerdos que preferiría no exponer, porque detesto esa sensación de vulnerabilidad. Antes de precipitarme, me doy cuenta que pocas veces obtengo esta concesión de mí parte, aquí puedo expresar con elocuencia mi afectividad; pero, lamento la incongruencia para decirlo en persona.

He estado escuchado el nuevo disco de Enigma: “Seven lives, many faces”, probablemente lo recuerden por el sencillo “Return to innocence”. Con todas las emociones que han atravesado por mi mente, la canción “Je T'aime Till My Dying Day” simplemente desencadeno un llanto que supongo me hacía bastante falta, su letra sencilla, mensaje efectivo y poderosa interpretación, reiteraron eso de que el amor es tan fuerte como la muerte; es la respuesta que me hubiese podido dar a quienes seguro recordaré hasta el último de mis días, claro, si tuviera esa prodigiosa voz, je. Disfrútenlo!

imeen

Aquí, la letra:

Do you love me too...
Do you, do you, do you love me too
Je t'aime, je t'aime mon amour
Do you really love me
Je t'aime
I'll always love you
Till my dying day