lunes, 30 de junio de 2008

EL DESTINO EN UN HILO

Imagen alojada en imaXenes.com

Cuando nos aborda una ira incontenible resultado del placer que les proporciona a algunos el provocarnos sufrimiento o al menos en nuestra mente; pero ya sea por percepción propia o porque en verdad nos enfrentamos a un ser despiadado, nos acompaña el ingenuo consuelo de que el destino les cobrará cada mala pasada.

Pero para acelerar la venganza, nada como recurrir a las fuerzas sobrenaturales, espíritus, magia o lo que ustedes convengan; asumiendo el castigo, que será compartido, porque este tipo de favores no son gratuitos...

Ésta es la tesis que se plantea en la serie de anime japonés "Hell girl", me pareció realmente excepcional, en lo personal cumple con el propósito de dejarme reflexionar a diestra y siniestra, jeje, además de que como conocemos, la animación japonesa es extraordinaria, en historias y trazos.

La niña infernal, es el espectro presente en nuestras pesadillas y que para nuestros amigos japoneses, puede ser invocada, enviando una petición por correo electrónico (¬¬), así es, el pacto con los poderes ocultos, estará presente en cualquier época, al parecer valiéndose de cualquier medio, sólo es cuestión de buscar y estar dispuestos a condenar nuestra alma.

Una vez que la petición es recibida y proviene de los deseos sinceros del corazón de la víctima, ahora es su oportunidad de convertirse en victimario, la dulce pequeña de ojos rubíes, les entregará un fetiche con un hilo rojo sujetando su cuello, en el momento que decidan soltarlo, ella se encargará de completar la venganza; pero maldecir a alguien tiene su precio, la advertencia es que se volverán a ver al momento de morir y por sí les quedaran dudas, pues les deja un tatuaje con forma de flama, que les recordará su diabólico acuerdo.

La serie devela las creencias de la cultura japonesa, rica en leyendas de este tipo; sin embargo, más que una leyenda, me parece una lección para recordar, en cualquier cultura se entiende que todo conlleva un sacrificio y lo "que fácil viene, fácil se va".

lunes, 2 de junio de 2008

NO SOY EL ÚNICO...

Imagen alojada en imaXenes.com

Pensaba que buena parte de los artistas que surjen de los realitys; hacia la recta final van perdiendo la esencia e ilusión con la que ingresaron; sin embargo, un jóven talentoso modificó mi percepción rotundamente, se trata de David Archuleta de 17 años quien desde los 12 participa en concursos de canto, esa sencillez personal que posee, transmitida a sus interpretaciones, reflejan honestidad, bondad e inocencia.

La canción que eligió para culminar su participación en la competencia(American Idol), no pudo ser más acertada: "Imagine" del genio John Lennon, en verdad se lleva mención honorífica, me cortó la respiración y crispó mi piel por instantes, personas como él reivindican mi percepción acerca de la humanidad, aún existen quienes logran magia, por sobre los superficiales placeres humanos. Y así, con su chamarra negra, jeans y una playera azul, sin ánimos de ostentar o impresionar, me doy cuenta de que a su corta edad es un gran cantante; pero además un ser humano valioso.




Aquí la letra:

Imagine no possessions
I wonder if you can
No need for greed or hunger
A brotherhood of man
Imagine all the people
Sharing for the world...

You may say I'm a dreamer
But I'm not the only one
I hope someday you'll join us
And the world will live as one

You may say I'm a dreamer
But I'm not the only one
Take my hand and join us
And the world will live, will live as one.