jueves, 17 de enero de 2008

MOTIVOS

Esperando encontrarlos para continuar, nos aferrarnos vanamente, quizá por haber comenzado por las razones incorrectas o porque prolongamos la agonía de lo irremediable. Pero como en todo; existe el Alfa y el Omega, como siempre no pretendo entrar en discursos filosóficos o en las acostumbradas divagaciones, que gentilmente leen. Sin embargo, la despedida de Ana Gabriela Guevara Espinosa, una de las atletas más reconocidas de México, me aclaró muchos pensamientos que venían rondándome, escuché la entrevista que José Ramón Fernández le realizaba por el canal ESPN, reconozco que el semblate inalterable de Ana, no reflejaba la inmensa tristeza que la embargaba, es una mujer admirable, con alto grado de determinación y compromiso. Su franca respuesta sobre su retiro, es convincente: Por incapacidad. Dejando en completa vergüenza a las autoridades del deporte en nuestro país y es que realmente es una vergüenza, llegar a un extremo de corrupción tal, que las personas desistan, incluso a permanecer en México, y creo que no es nada nuevo la cantidad de mentes brillantes y súper atletas que prefieren emigrar por evidentes razones. Así es, "por incapacidad", por la impotencia de saber que los esfuerzos no rinden frutos, por no observar un cambio sustancial. Privarte en protesta de una satisfacción que te corresponde por derecho, debe ser un sacrificio enorme, de llamar la atención, honestamente creo que en estos casos sólo la persona en cuestión conoce sus motivos para desistir o proseguir, ¿Arrogancia, indiferencia, sabotaje? Definitivamente la impecable trayectoria de la atleta, descarta esos adjetivos y lo real es el profundo amor que siente por un país, en espera de una transformación en sus esferas políticas, dónde no deberían estar criaturas sin el menor escrúpulo. Dicen que es de sabios cambiar de opinión y al menos para Ana, su lugar está reservado como una atleta que conquistó las pistas, aquellas le permitieron volar libremente.


Getty Images

2 comentarios:

Knar dijo...

Estaba escuchando todo lo de Ana en las noticias y en la taquilla, la verdad es una pena que por nuestras autoridades corruptas pasen este tipo de cosas y pues da tristeza por nuestro pais, que pasen este tipo de cosas y la verdad la desicion que tomo Ana es de admiracion.

ALMDATA dijo...

Hola Knarcillo! Pues efectivamente, es una pena, no podemos evitar sentirla, porque somos Mexicanos y porque estamos en un país donde impera el fútbol y los futobolistas son bien chillones, jeje(sin ofender; pero sí,je), la verdad que un atleta sobresaliente en atletismo, difícilmente se repetirá... Un abrazote!