sábado, 29 de diciembre de 2007

EL LUGAR DEL CORAZÓN

Noto con agrado que todos mis predilectos han escrito mucho recientemente, así que decidí desempolvar algunos posts que hacía rato deseando postear. El título pertenece al brillante escritor mexicano "Juan Tóvar", es una obra realmente interesante sobre unas prácticas comunes en nuestro país, pero desde el ámbito de una escuela, donde unas alumnas deciden realizar un trabajo de hechicería a su estricto profesor de literatura; en verdad es excelente.

Pero lo utilice para hablar sobre uno de los órganos más sorprentes: El corazón. Aún recuerdo cuando en clase de biología diseccioné un pequeño corazón de pollo :), identificando los ventrículos, las arterias, etc. Ahora me entero que el corazón posee una especie de memoria, traducida en fuertes campos electromagnéticos, cuando estamos expuestos a alguna situación conocida, es la famosa intuición que conocemos y lo comprobé observando un reportaje en el canal internacional de España. Una mujer de los Estados Unidos recibe el corazón transplantado de un jóven Español que muere atropellado cuando conducía su bicicleta, la mujer describe su experiencia, deseaba mucho agradecer a la familia del donador, tardó en encontrar los datos del mismo, aunque manifiesta un ansia enorme por reencontrarse en aquellas tierras ajenas a su persona, era el corazón reclamando visitarlas, incluso comenta que en sueños recorría lugares que le parecían conocidos; por fin viaja a España para el tan esperado reencuentro, su corazón se regocija cuando observa los rostros de los padres del jóven que milagrosamente le había devuelto la vida, aunque no habla español el agradecimiento es más que evidente, se abrazan y lloran de felicidad.

Parece argumento de película de terror; sin embargo me agrado el gesto de generosidad de los padres del muchacho, hay que ser verdaderamente noble y valiente para tomar la decisión de donar los órganos de tu hijo brindándole la oportunidad de sonreir nuevamente a muchas personas que conservan la esperanza.

Y sí, el corazón debe guardar en su memoria algunas de nuestras mejores emociones, sin duda. Encontré una canción que habla del corazón, uno bastante decido a no retroceder, me encantó, se trata de un tema muy dance "With every heartbeat" de Robyn, disfrútenlo!



Aquí la letra:

Maybe we could make it all right
We could make it better sometime
Maybe we could make it happen baby
We could keep trying
but things will never change
So I don’t look back
Still I’m dying with every step I take
But I don’t look back
Just a little, little bit better
Good enough to waste some time
Tell me would it make you happy baby
We could keep trying
but things will never change
So I don’t look back
Still I’m dying with every step I take
But I don’t look back
We could keep trying
but things will never change
So I don’t look back
Still I’m dying with every step I take
But I don’t look back
And it hurts with every heartbeat
And it hurts with every heartbeat
And it hurts with every heartbeat
And it hurts with every heartbeat
And it hurts with every heartbeat
And it hurts with every heartbeat
And it hurts with every heartbeat
It hurts wïth every heartbeat

jueves, 6 de diciembre de 2007

VIOLENCIA INFALIBLE

Algunos actos cometidos con el afán de que una relación perdure, incitan a una forma de violencia sutil aplicada por las mujeres, sin ser exclusiva, su propósito es envenenar lentamente con reproches, celos y en el peor de los casos mentiras, lamentablemente los sentimientos se transforman en aberraciones, carecen de esencia o bien desaparecen; pero como en todo, existe un límite, aunque en casos como los siguientes de consecuencias graves.

La cinta española "En la ciudad sin límites" muestra como la protagonista, una mujer casada con un hombre homosexual, se encarga de separarlo de su amor de juventud, un escritor extrovertido, sin prejucios y audaz, que lo había convencido de superar muchos miedos trabajando para los grupos radicales, al percatarse de esto, la actriz consciente de las líneas ferroviarias en que viajaban con frecuencia, avisa a las autoridades para atrapar al amante; un botón conservado como recuerdo al no poder avisarle oportunamente, así como el sentimiento de culpa, acompañan al abnegado esposo durante el resto de sus días, porque claro se casaron y tuvieron muchos hijitos, uno de los cuales, el menor, ayuda a su anciano padre a reencontrarse con su pasado, tras indagar descubre que su madre mantuvo la mentira para ayudarle como cómplice a encajar en la sociedad, sobre la muerte del escritor después de ser encarcelado, la confronta sin obtener mayor información, decidido continúa investigando, finalmente hallá su dirección, esperando una entrevista con él, lo nota resentido y no acepta ir al hospital a despedirse, por lo que su padre muere sin verlo nuevamente.

El otro caso se presenta en la serie "Tiempo Final", donde el clásico macho de doble moral se casa con la "ingenua" dama, sin saber que el infame mantiene una relación de varios años con otro hombre, quien entra en una psicosis por no soportar estar sin él; decide visitarlo inesperadamente cargando como armas un hacha (claro, para abrir la puerta con prudencia, je) y una pistola, la situación se torna angustiosa, por momentos cómica, obligando al hombre a usar su vestido favorito, cantar y repetir las frases de amor que le decía frente a su esposa, además de enterarla que gran parte de su patrimonio se pagó con su dinero, la mujer desconcertada lo cuestiona, en respuesta el hombre se tranquiliza, diciéndole que es muy simple, de hecho no trata de provocarle ningún malestar; pero que había llegado a la conclusión de suicidarse o asesinar a su esposo para evitar el dolor de saber que estaba disfrutando la vida sin él. Entonces coloca una sola bala en el arma para jugar ruleta rusa, falla el primer tiro y el segundo es desviado a la puerta, asesinando a otro infortunado visitante.

Ambas situaciones desde mi personal punto de vista, reflejan una exigencia latente de la sociedad por encajar en sus cánones, que podrían ser los correctos; pero no adaptables a todas las personas, entonces habrá que seguir escondiendo lo mal visto para recibir halagos de los aduladores o arriesgarse para morir lapidado (en sentido figurado).