miércoles, 11 de julio de 2007

ENVEJECEMOS

Al escuchar a un científico hablar sobre la "posión milagrosa" para retrasar los inevitables síntomas de la vejez; simplemente no podía dar crédito y no porque evidentemente sea un avance significativo en el campo de la medicina (biología, etc.), sino porque también intentan evitar la única verdad segura para los seres humanos, algún día moriremos; por supuesto que la ciencia y sus divulgadores siempre apelaran al aspecto más noble de sus descubrimientos con argumentos como "Ya no se volverá a sufrir por la muerte de un ser querido en edad avanzada; no estamos diciendo que la gente no morirá porque aún seguirán existiendo los accidentes fatales, pero las muertes por causas naturales serán evitadas en lo posible". Observan como lo plantean como una mera posibilidad, actualmente biólogos de todas partes del mundo están intentando descubrir la "fuente de la eterna juventud" y de hecho lo han conseguido con algunas especies cuya esperanza de vida es de apenas unas semanas, días o hasta horas, como ocurre con algunas lombrices a las cuales lograron extenderles su ciclo vital, recordemos que debe ser repetible el experimento para contar con cierta validez científica por lo que si analizamos las posibilidades de las que hablan, son bastante amplias.

Y nuevamente nos enfrentamos a dilemas morales, éticos o religiosos; lo cierto es que la vejez como otras etapas de la vida tiene su encanto y tal vez me escuche retrograda pero no considero que sea una decisión sensata prolongar tu vida; no tiene mucho sentido si consideramos que el ser humano siempre está en búsqueda de respuestas y siempre hay nuevas interrogantes, entonces cuál es la intención, saber tanto como para pensar que a fin de cuentas fuiste féliz a tu manera o un desgraciado que arruino la vida de muchos y continuar haciéndolo; nunca alcanzaremos a comprender, ni nos alcanzara el tiempo o dinero para enmendar nuestros errores y fracasos, en muchos casos no somos capaces de reconocer nuestros desatinos, ni de aceptar apoyo, en sí somos un tanto orgullosos y soberbios. La vejez es especial, sin duda, es nuestra oportunidad de reflexionar, de contemplar la vida misma y del temible arrepentimiento, por ello es breve, frágil y sabia.

Los científicos aseguran que las personas jóvenes no temen a la vejez, claro se sienten Peter Pan argumentan; con un par de entrevistas a unos despistados por la calle, preguntando si estarían dispuestos a beber del "elixir de la juventad" la mayoría de los individuos jóvenes responden que no y la gente más adulta responde sí dónde lo compro; no me extraña que entonces yo perciba a la vejez muy natural porque siento fuerza, ya veré cuando mis fuerzas me abandonen si cambio de parecer, aunque por lo expuesto anteriormente sabrán que no será fácil convencerme.

Todos en algún momento somos abordados por estas reflexiones sobre todo cuando perdemos las características tan preciadas que posee la juventud, un día te ves al espejo y te notas "viejo"(canas, arrugas, etc.), la realidad es que es un proceso de deterioro de nuestras mismas células, las mitocondrias encargadas de la respiración celular también expulsan los famosos "radicales libres" que chocan contra la estructura de otras células y las destruyen, conforme pasa el tiempo las células ya no pueden regenerarse a la velocidad con que lo relizaban y algunas funciones biológicas cesan definitivamente, les ocurre a todos los seres vivientes, sólo que nosotros somos los únicos que nos espantamos. Quién sabe, tal vez se consigan las aspiraciones de estos científicos para lograr un mundo sin vejez y sin muerte(natural); pero afortunadamente ya no lo apreciaré porque seré muy viejo o porque me habrán exterminado a causa de la sobreexplosión demográfica.