lunes, 18 de junio de 2007

PARA DECIR ADIÓS...

Cada celebración provoca en mí una gran nostalgia y a veces hasta tristeza, prefiero verlas al igual que muchos como una estrategia muy lucrativa de la mercadotecnia; pero no se puede evitar reflexionar sobre su significado. El día del Padre es uno de ellos; en nuestro mundo donde los preceptos de corte "machista" están muy bien arraigados y que laceran muchos aspectos de la igualdad hacia nuestros semejantes, la paternidad no se ve como anhelamos o como pensamos debería ser. Son contadas las excepciones de padres responsables que procuran el bienestar general de su familia y no sólo me refiero en lo económico; dada esta percepción existe la imágen del proveedor carente de afecto, de sentimientos, estéril, de mirada austera, o en el peor caso un cobarde que abandona todo por su falta de mad...urez.

Personalmente y quienes compartan mi caso lo entederán; vivir con un padre que padece una enfermedad como el alcoholismo es desgastante, en principio por el hecho de no asumir que provocan el mayor de los daños a su organismo y a quienes los aman incondicionalmente, se vuelve un laberinto sin salida, de inseguridad, incertidumbre, a veces preferiría no haberlo conocido, pienso que nunca estuvo presente cuando en realidad lo necesitaba, ni para bien ni para mal, su presencia me incómoda, desconcierta. Creo que ya no guardo ningún sentimiento hacia él, aunque me preocupa. Culparle de algunos de mis desaciertos sería fácil, ahora pienso que lo importante es comprender en que falló e intentar no imitar su conducta, con la esperanza de que reaccionará algún lejano día.

Una película tierna y que logra que se te escapen algunas lágrimas es "Yo soy Sam", creo que refleja el hecho de que los padres son tan humanos como cualquiera y aman a su manera o como les fue inculcado o que se yo... esa forma de la que se enamoraron nuestras madres en su momento. La que obliga también a madurar estrepitosamente a los hijos para comprender lo que a esa edad es imcomprensible; encontré el video de una canción de Placebo que deseo compartir, muestra también como un pequeño niño(a veces pienso que se inspiraron en mí) debe cuidar de su padre, como cambian los roles, que extraña la vida, será que quienes maduramos de esa forma invariablemente preferimos la soledad?


Aquí la letra:

You are one of God's mistakes.
You crying, tragic waste of skin.
I'm well aware of how it aches.
And you still won't let me in.
Now I'm breaking down your door,
to try and save your swollen face.
No, I don't like you anymore
you lying, trying waste of space.
My oh my.
A song to say goodbye,
A song to say goodbye,
A song to say
Before our innocence was lost
you were always one of those
blessed with lucky 7s,
and the voice that made me cry.
My oh my.


You were mother nature's son.
Someone to whom I could relate.
Your needle and your damage done,
remains a sordid twist of fate,
now I'm trying to wake you up,
to pull you from the liquid sky.
Cause if I don't we'll both end up
with just your song to say goodbye.
My oh my.
A song to say goodbye, A song to say goodbye
A song to say
Before our innocence was lost
you were always one of those
blessed with lucky 7's,
and a voice that made me cry.

It's a song to say goodbye.
It's a song to say goodbye.
It's a song to say goodbye.
It's a song to say goodbye.
It's a song to say goodbye.

Me resisto a pensar que la esperanza está muerta y siempre recibo muestras de ello. Recién un compañero del trabajo fue Papá, al ver el brillo en sus ojos cuando habla de su bebé y el saber que está dispuesto a todo por él, no puede expresarse con palabras, al menos no con las que conocemos.

jueves, 14 de junio de 2007

EL RECHAZO

Image Hosted by ImageShack.us
El Canal Once del IPN con una programación altamente recomendable, presenta la serie "Al descubierto" que aborda temas relacionados con las emociones humanas y sus reacciones fisiológicas; mediante experimentos científicos descubren como se transforma la conducta de personas que en este caso se somenten a la soledad como estilo de vida y tan frecuente en nuestros días.
Al entrevistar a algunos individuos sobre su manera de interactuar con los demás, salen a flote los problemas respecto a su personalidad, en ciertos casos cuando se sufrió de rechazo en el pasado se crea una especie de barrera que impide bloquearnos o vivir en despresión constante, a la vez que nos volvemos más selectivos y razonables al enfrentarnos a una nueva situación comprometedora (la voz de la experiencia).

Otros experimentos analizan la forma en que el cerebro reacciona y cuales hormonas entran en acción al sentir rechazo; en un juego de computadora en el que tres participantes interactuan con una pelota, premediatamente uno de los tres sólo observa mientras los otros dos juegan, se demostró que el cerebro irriga "cortisol" al torrente sanguíneo e inmediatamente ocurren síntomas como jaquecas, angustía... Además se activa la misma porción del cerebro que para el dolor físico (cuando nos golpeamos, cortamos) de ahí que el corazón se estremezca cuando sentimos rechazo, ¡ interesante, no ! Es cierto también, que los individuos con actitud extrovertida o despreocupada padecen menos y toleran mejor estas poderosas alteraciones.

Uno de los experimentos más sorprendentes fue someter a una chica al asilamiento total por seis días, los transtornos que desarrolló fueron diversos al igual que sus emociones; los primeros días intentaba explotar su creatividad y reflexionar sobre la vida, a medida que transcurrían los días se comportaba inusualmente, su conducta se vió afectada, dejando de hablar, destruyendo lo que encontraba y un insomnio recurrente. Al concluir su aislamiento su semblante mejoró notablemente a pesar de sus terribles ojeras, se notaba féliz de observar a la gente y de transitar por las calles respirando libremente, mientras de fondo se escuchan las notas finales de "All by myself" cantada por Celine Dion. Al intentar medir la capacidad de respuesta de la chica, comparada con la de su hermana que no vivió en aislamiento... Se pide que observen las clásicas fotos con manchas y emitan su opinión, la hermana logra responder sin vacilación y con cordura, posteriormente mencionar objetos que comiencen con la letra "n" e igual sus respuestas son acertivas; sin embargo, con la otra no ocurre así, presenta un cuadro de "histeria" y no logra coordinar palabras, se limita a reir y llorar sin parar.

Pero, ¿cómo logra nuestro organismo recuperarse ante el rechazo? Generalmente dentro de las emociones que expresamos, el deseo de venganza es la más frecuente; el organismo entra en estado de alerta y opta por defenderse del agresor, como en la época primitiva. Aunque existen razones también heredadas de nuestros ancestros para rechazar; cuando una persona desea engendrar hijos sanos, tendrá que rechazar instintivamente a quienes compartan su mismo tipo de sistema inmunológico mediante el olfato.

En el experimento final se organiza una reunión de citas a ciegas en las que además de los ingenuos participantes existen actores profesionales que fingirán ser personas con vidas patéticas y sumergidas en sus problemas, los resultados eran de esperarse, el rechazo surge nuevamente, la pregunta es ahora ¿A quiénes les resulto más díficil rechazar, a ellos con las actrices o a ellas con los actores? Los participantes fueron equipados para medir sus signos vitales durante su deliberación; los hombres tienden hacia la protección y en cuanto las actrices comienzan a lloran el pulso se acelera y no se puede evitar la transpiración, las mujeres resultan más compasivas y ecuánimes; en ambos resulto igualmente díficil, el sentimiento de justicia y de culpa nos abordan por igual tanto a hombres como mujeres.

La reflexión final es cruda y traduce nuestro estilo de vida : "La mayoría de las personas jóvenes en la actualidad viven solos, el valor de la independencia adquiere mayor relevancia que la fé en el amor"; esperemos un panorama más alentador en años próximos, por lo pronto ya saben las consecuencias fisiológicas del rechazo y la aceptación social.

martes, 12 de junio de 2007

BLOG BROTHER!!!

Sin el deseo de herir suceptibilidades de mis compañeros bloggeros; nuevamente escribo para comentar un "fenómeno" o podríamos llamarlo moda de contar con un blog en el que nos desahoguemos, es decir, que sirva de catarsis emocional, aclaro: Como en todo existen excepciones y gustos para todos.

Nuevamente la tecnología nos atrapa y utiliza a su antojo; cuantos críticamos duramente el reality show "Big Brother" por mostrarnos la realidad y vivencias de un grupo de desconocidos, en el que si bien exageraban la misma "realidad" con el afán de captar la atención, también lograban despertar el morbo e identificación con el televidente, quienes los apoyan al resultar nominados. Ahora con la revolución de Internet podemos ventilar nuestros secretos conscientes de que atraerán la atención de los asiduos internautas.

Y es que, aunque lo neguemos, existen los mismos elementos del reality en los blogs, incluidos el ingrediente secreto "sexualidad abierta y al natural", sí que sí; claro que existe una diferencia notable nadie nos restringe o indica que se debe escribir, no existe esa voz que impone ciertas reglas del juego, además que el anónimato ofrece la integridad de los redactores, si lo sabré yo.

Finalmente se debe reconocer que en el momento de abordar algunos temasImage Hosted by ImageShack.us que apelan a los sentimientos más nobles de los seres humanos, no puedes evitar sentir esa empatía; al igual con otras emociones intensas como la ira o el deseo de compartir el éxito. Todas reflejan lo vulnerables que nos convertimos ante nuestras contradicciones; en una sociedad cada vez más frívola que busca ventaja a como de lugar, así como de pequeños espacios de descanso para despejar la mente y "confesar" la única verdad evidente: "Nadie es perfecto".